sanfrutos
 

Demasiado para una foto...

 
 
 

 

¿Os habéis encontrado alguna vez por sorpresa con un paisaje maravilloso y habéis echado mano de la cámara?... ¿Habéis revelado las fotos y os habéis quedado decepcionados?

Esto es lo que puede pasar en lugares como San frutos. El paisaje es tan grandioso que cuesta “meterlo” en la cámara… y además la iglesia desaparece. Por otro lado, si usamos el zoom para acercar la iglesia, el paisaje pierde grandiosidad. Es la pescadilla que se muerde la cola.

Aunque pueda parecer raro, a veces lo que le viene bien a un paisaje imponente es incluir un elemento cualquiera en primer plano, como por ejemplo un árbol. Suelen ganar bastante... aunque eso siga sin resolver el problema de la pequeñez de la iglesia, a no ser que sea precisamente la iglesia lo que aparezca en primer plano.