tortonda
 

Una pena...

 
 
 

 

Esto si que es casi una foto denuncia… o sin casi.

La galería de Tortonda es una de las pocas galerias que hay orientadas al norte, así que me acerqué hasta allí con la esperanza de poder hacer varias fotos desde su interior sin tener tanto contraluz como en las orientadas al sur, pero no pude ni entrar en la galería.

Docenas de palomas se han hecho sus dueñas y la lluvia de estiércol es constante. A esto se suma una buena cantidad de material de construcción abandonado.

Y en cuanto al estado de conservación de las columnas y capiteles, una imagen vale más que mil palabras.

Una pena... y que conste que sé que el párroco de Tortonda, además de un excelente párroco, es un gran amante del arte, pero cuando hay tanto que restaurar y conservar no se puede hacer todo y hay que priorizar… y además, sospecho que para la gente de Tortonda esta galería no debe tener demasiado valor...