sanjuandelos caballeros
 

Imponderables III

 
 

 

Dios mío… cada vez que me acuerdo de cómo sonaba aquel grupo de Tayikistán me echo a temblar…

Cuando la simpática guía de la segoviana iglesia de San Juan de los Caballeros nos dijo que podíamos hacer fotos con trípode nos relamimos pensando en el festín que nos íbamos a dar… y mira por donde nos encontramos con que justo a esa hora estaban ensayando para un festival de música étnica.

Aparte de ser un poco incómodo para hacer fotos, hubo un momento en que pensé seriamente que era una pena que aquella iglesia hubiera aguantado ochocientos años en pie para que ahora fuera a derrumbarse hecha pedazos… madre mía… vaya chorro de voz que tenían aquellos tayikos...

En estos casos no hay más remedio que poner al mal tiempo buena cara y tomárselo con sentido del humor.