PORTADAS

Al contrario de lo que ocurre con las galerías porticadas, en las portadas no es sencillo obtener una composición atractiva.

Al verlas en la típica foto en que aparecen de frente, y en su totalidad, es raro que consigan impresionarme como lo hicieron en directo (reconozco que esto último es una cuestión personal)

Otro inconveniente digno de mención, sobre todo cuando están orientadas al sur, es que a menudo presentan grandes contrastes con zonas muy iluminadas y otras completamente a la sombra.

La buena noticia es que, en sus tímpanos, arquivoltas y capiteles, nos ofrecen multitud de obras de arte...  probablemente las más trabajadas del románico.

Y por último, debo advertiros que para fotografiar portadas es muy conveniente disponer de un objetivo con algo de angular... y ya os prevengo que son un poco caros.

 

 
 
   
 
Galerías de fotos