sanmartin
 

Arévalo, San Martín

(Ávila)

 
 

 

En San Martín conviven la piedra y el ladrillo… y lo hacen con un gusto exquisito. La imagen de su galería porticada bajo las (mal) llamadas torres gemelas resulta magnífica.

Obviamente, al ponernos frente a esta iglesia el cuerpo nos pide encuadres amplios en los que aparezcan sus dos torres, pero la de los ajedreces, con su decoración tan especial, también nos ofrece algunos encuadres cerrados interesantes… casi abstractos.

Este es uno de los templos preferidos por algunos de los defensores del concepto del “Románico mudéjar”.