fuentemilanos
 

Fuentemilanos, Santiago Apóstol

(Segovia)

 
 

 

De primeras dadas, esta foto resulta algo así como “entre minimalista y extraña”, pero tiene un objetivo concreto, que no es otro que apoyar la explicación hecha tres fotos más atrás sobre el fenómeno de la “simetría variable”. Os recuerdo que en aquella explicación utilicé una foto de Frómista.

Lo primero que debo decir es que en esta ocasión eliminé con Photoshop un par de manchas de la pared y un enchufe… pero no creo que haya supuesto excesivo pecado.

Cuando tomé esta foto lo hice ya pensando en la simetría variable, así que busqué descaradamente descentrar la pila aguabenditera y centrar la bautismal, pero no resultó precisamente fácil ya que el gran diámetro de la bautismal y la imposibilidad de alejarme dificultaban bastante la composición.

En cualquier caso, de lo que se trataba era de que equilibrar los “pesos” de las pilas en la composición; vosotros juzgaréis si se cumplió el objetivo.

Cambiando de tema, os diré que los restos románicos de Fuentemilanos son un tanto curiosos. Consisten en esta pila bautismal, situada al aire libre pero protegida por un atrio enrejado que da al sur, y una sencilla y bonita portada orientada al norte, sin que la orografía del lugar parezca justificar esta orientación.

Como yo soy partidario de que en aquella época no se hacían las cosas sin una buena razón, estoy convencido de que en su día existió otra portada de mayor entidad y orientada al sur… pero no ha llegado hasta nosotros ni rastro de ella... así que no es más que una suposición.