fromista
 

Frómista, San Martín

(Palencia)

 
 

 

Esta fotografía va a servirnos para explicar un curioso fenómeno que determina un tipo muy particular de composición fotográfica, y que se llama “simetría variable”.

A ver como lo explico… ¿qué hacen dos niños para columpiarse en un balancín si uno es gordito y el otro delgadito?

Pues el delgadito empieza a alejarse del centro mientras que el gordito se acerca… y llega un momento en que se igualan sus “palancas” (es decir el peso multiplicado por la distancia al punto de rotación), y ya pueden columpiarse.

Bien… pues aunque parezca extraño, al observar una composición fotográfica, en nuestro cerebro ocurre lo mismo. Por tanto, podemos equilibrar el peso en la composición de dos elementos de dimensiones muy diferentes haciendo lo mismo que los niños… es decir, encuadrando de forma que el pequeño se aleje del centro y que el grande se acerque.

En esta foto los elementos sobresalientes son el cimborrio y la torre, y lo que ocurre es que el peso en la composición del cimborrio, que es enorme y está muy centrado, se equilibra con el de la torre que aparece mucho menos voluminosa pero mucho más alejada del centro.

La foto podrá gustar más o menos, pero creo que puedo afirmar que está equilibrada.

También hay quien opina que Frómista tiene unas proporciones tan perfectas que cualquier encuadre resulta equilibrado, pero os aseguro que no es así… lo digo por experiencia…

Por último, decir que los colores son naturales. Así es como luce Frómista al mediodía en agosto.