perdices
 

Perdices, San Pedro

(Soria)

 
 

 

La mañana que me acerqué hasta perdices no tuve la sensación de estar llegando a un lugar estratégico, pero una vez arriba me impresionó la forma en que se dominaba la hondonada de Almazán.

Cuando hice la foto tenía montado un teleobjetivo (100-400 mm) y, como estaba un poco vago, había seleccionado prioridad a la obturación y una velocidad alta (V1/500), de modo que podía ir cambiando de distancia focal sin preocuparme de que las fotos salieran movidas.

El caso es que en esta toma la cámara (que tenía que decidir sobre todo lo que no fuera la velocidad) seleccionó un ISO 125 y un diafragma f/9 que proporcionaron una profundidad de campo aceptable, pero que podía haber sido mayor si hubiera tirado en manual con un diafragma algo más cerrado.

Por regla general, en este tipo de fotos de paisaje conviene alargar la profundidad de campo… y no hacer el vago.