sanandres
 

Pecharromán, San Andrés

(Segovia)

 
 

 

Aunque la postura boca abajo y las manos apoyadas en el suelo son las "clásicas", el artista de San Andrés nos sorprende dándole al contorsionista un naturalismo que casi se sale del románico.

Y por si fuera poco parece sonreír… como el Daniel del Maestro Mateo.

Probablemente sea de los ejemplares más tardíos que vamos a ver en esta galería.