cervatos
 

Cervatos, San Pedro

(Cantabria)

 
 

 

Y antes de dejar Cervatos encontramos una nueva versión del mismo tema.

La Enciclopedia del Románico califica a este canecillo de “contorsionista”, mientras que a los tres anteriores los llama “saltimbanquis”.

Yo me imagino que en la vida real serían la misma cosa, pero no cabe duda de que el artista le ha dado dos enfoques muy diferentes.

En el caso de los tres primeros parece que ha querido representar el “tema estándar” del contorsionista, que el artista pudo haber visto en otras iglesias, mientras que con éste ejemplar parece que ha querido representarlo con ese estilo suyo “un tanto bastante impúdico”.

Es sólo una conjetura.

Como curiosidad, mencionar que creo que es el primero que veo que se agarra las piernas.