fromista
 

Frómista, San Martín

(Palencia)

 
 

 

En Frómista podemos ver dos contorsionistas que representan una manera diferente de enfocar la cuestión.

El primero adopta esa "postura inversa" que ya habíamos visto en Sepúlveda, pero en este caso se trata de una mujer desnuda. No hay ropajes de corte moruno.

En mi opinión, la ausencia de ropa implica que con este canecillo no hay ninguna intención costumbrista, sino que se trata de una alusión al vicio a través de la “postura deforme” adoptada por la saltimbanqui, reforzada por el hecho de tratarse de una mujer.

Aunque también debo decir que en Fromista he contado casi treinta figuras desnudas, muchas de las cuales no parecían tener connotaciones eróticas. Parece más bien como si el artista tuviera un cierto gusto "clasicista" por el desnudo.